Grassroot Collective Logo

|

|

 

Transformando la asistencia a corto plazo en colaboración al desarrollo a largo plazo

Tobias Roberts

Si has pasado algo de tiempo en el mundo del desarrollo comunitario, es muy probable que reconozcas el siguiente patrón:

  1. Algún tipo de desastre natural golpea una comunidad pobre, marginalizada y desfavorecida, causando daños masivos a las comunidades que ya eran altamente vulnerable antes del evento.

  2. Al cabo de unos días, docenas de ONG’s y organizaciones de asistencia humanitaria se apresuran a ofrecer asistencia inmediata de comida, agua potable, refugios y otras necesidades básicas.

  3. Después de varias semanas o meses (dependiendo de la gravedad del desastre) estas organizaciones abandonan las comunidades una por una de forma gradual, a menudo dejando atrás un caos de viviendas de emergencia, cantidades escandalosas de botellas de plástico y comunidades que no están mejor que antes del influjo de millones de dólares de “ayuda” de emergencia.

​¿Qué se podría hacer de manera diferente? Nosotros, los humanos, estamos quizás psicológicamente “programados” para responder a situaciones de desastre a través de la generosidad financiera, pero desafortunadamente muchos de estos fondos terminan por ser esfuerzos de asistencia a emergencias de corto plazo que, a veces, están mal dirigidos y, a menudo, totalmente malgastados. También ofreceremos algunas razones y estrategias sobre cómo estos esfuerzos y recursos pueden transformarse en esfuerzos de desarrollo más estructurados, sostenibles y, en definitiva, más fortalecedores.

La facilidad y lujo de los esfuerzos de emergencia de corto plazo

Ante todo, necesitamos comenzar reconociendo y aceptando que en muchos casos la ayuda de emergencia se necesita de forma urgente y es necesaria. Después de un gran desastre, hay una pequeña oportunidad para estar vulnerable y ofrecer a las personas la alimentación, agua, albergue y atención médica que necesitan para sobrevivir.

Sin embargo, en muchos casos, la cantidad de ayuda de emergencia que llega sobrepasa la necesidad urgente real de la comunidad local. En 2009, el Huracán Ida causó un enorme alud de las laderas del volcán San Vicente en El Salvador. Miles de personas se quedaron sin agua ni electricidad.

Dos días después de que ocurrió este desastre, la organización con la que trabajaba recibió una pequeña donación para brindar agua potable a la comunidad. Gastamos cientos de dólares vaciando los estantes de los supermercados comprando galones de agua. Sin embargo, cuando llegamos a la comunidad, un funcionario local nos preguntó qué habíamos venido a donar. Después, el nos dirigió a un almacén con miles de galones y botellas de plástico de agua potable, suficiente para mantener abastecida a una comunidad durante meses sin parar.

Muchas ONG’s prefieren dirigir su trabajo hacia los esfuerzos de ayuda humanitaria de emergencia por dos razones principales. En primer lugar, es más fácil conseguir financiamiento rápido para respuesta a emergencias, especialmente de bases de donantes de personas con buenas intenciones en el Norte Global cuyos corazones se conmueven por las imágenes de sufrimiento de los medios de comunicación. En segundo lugar, enfocar los esfuerzos a la ayuda humanitaria no requiere ONG’s y organizaciones de desarrollo comunitario que hagan el trabajo duro de introducir la organización en la comunidad, desarrollar relaciones con líderes comunitarios y entender la complejidad de las dinámicas comunitarias.

Los esfuerzos de asistencia humanitaria a corto plazo pueden comunicarse fácilmente como éxitos rotundos con indicadores de cambio, objetivos y productos entregados fácilmente cuantificables. Sin embargo, trabajar con las realidades multidimensionales, intricadas y, a veces, complicadas de las comunidades es mucho más desafiante. Descubrir maneras de abandonar las identidades a menudo paternalistas, colonialistas y basadas en la asistencia de la ONG para caminar verdaderamente al lado de una comunidad descubriendo su propio camino al desarrollo toma años de dedicación, compromiso y perseverancia. Muy a menudo, sencillamente no queremos invertir el tiempo y las energías ni hacer la tan necesaria autocrítica de cómo funcionamos como ONG’s invitadas en una comunidad.

De la Asistencia al Desarrollo: El caso de Santiago Atitlán

En 2005, el Huracán Stan causó daños incalculables a las comunidades mayas del altiplano de Guatemala. La comunidad maya tzutujil de Santiago Atitlán perdió cientos de miembros comunitarios cuando un gran deslizamiento de lodo enterró al pueblo de Panabaj.

El lago Atitlán, donde está ubicada esta comunidad, ha sido nombrado como uno de los lagos más bonitos del mundo. Cuando ocurrió el desastre, cientos de ONG’s se apresuraron a ir a Santiago para ofrecer su asistencia. La oportunidad de establecer operaciones en las orillas de un precioso lago volcánico era una oportunidad que no se podía dejar pasar.

En pocas semanas, el pueblo de Panabaj estaba literalmente invadido por ONG’s tanto nacionales como internacionales, todas buscando maneras de poner sus donaciones en las manos de la comunidad que sufría. La organización para la que trabajaba en ese momento llegó varias semanas después de ocurrido el desastre. Mientras que muchos de los esfuerzos de asistencia a corto plazo ya habían terminado, docenas de ONG’s continuaban en la zona.

A través de un contacto local, nuestra organización convocó una reunión con un grupo de mujeres de la comunidad. El director de nuestra organización comenzó la reunión preguntando simplemente a las mujeres: “¿Qué necesitan de nosotros?”

Después de un momento de silencio incómodo, una de las mujeres líderes empezó a llorar. Después de varias semanas de una gran cantidad de donaciones y “generosidad” exterior, éramos la primera organización, según las mujeres de la comunidad, que preguntaban a la comunidad qué era lo que necesitaban.

Esta reunión inicial llevó a una relación y colaboración a largo plazo que se ha prolongado más de una década. Mientras que el proyecto inicial se enfocaba en continuar con los esfuerzos de asistencia de emergencia, los programas que vinieron después ayudaron a fundar una organización organizada y liderada localmente de desarrollo comunitario, una cooperativa de mujeres, iniciativas educativas y mucho más.

Algunas lecciones

Las iniciativas de asistencia humanitaria a corto plazo proporcionan una gran satisfacción por nuestros esfuerzos. Aunque pueden ser necesarias de vez en cuando, muy raramente crean algún tipo de cambio duradero en las comunidades y tampoco les ayudan a crear la resiliencia que necesitan para evitar desastres futuros.

Al mismo tiempo, la respuesta a emergencias ofrece una oportunidad única de identificar a los líderes comunitarios y desarrollar relaciones fuertes que pueden dar lugar a colaboraciones a más largo plazo dirigidas hacia objetivos de desarrollo comunitario que hayan sido identificados en la comunidad.

Esto requiere, ante todo, el compromiso de dedicar tiempo y esfuerzo a un lugar en concreto y la labor de comprender e interactuar con la complejidad de ese lugar. Aunque estas colaboraciones de desarrollo a largo plazo no son fáciles de desarrollar, pueden ser, a la larga, mucho más enriquecedoras para la ONG y mucho más beneficiosas para las comunidades locales.

 

About the Author

Tobias has worked with a variety of community development organizations throughout Central America during the past 11 years. He currently works as a freelance consultant and writer while also managing his family´s agroecology farm in El Salvador and participating in a community eco-tourism cooperative.

Un lugar donde aprender sobre desarrollo comunitario en acción.

Este artículo es uno de los cientos de recursos gratuitos creados para apoyar a las personas interesadas en el desarrollo comunitario sostenible

MÁS LECTURAS RÁPIDAS

Explora nuestra biblioteca de artículos escritos por autores de desarrollo invitados.

¿Qué es desarrollo y quién decide qué aspecto tiene?

Conseguir un cambio duradero a través de la colaboración con otras ONGs.

5 maneras de atraer nuevos donantes a través de la narración.

Equilibrar la responsabilidad del proyecto, donante y beneficiario.

5 consejos para ayudarte a realizar entrevistas éticas en tu comunidad.

¿Qué modelo de organización comunitaria deberías utilizar?

O EMPEZAR UN CURSO EN LÍNEA GRATUITO

Este curso de 9 partes ha sido creado para todos aquellos que trabajan con comunidades locales para diseñar proyectos de desarrollo. Aprende sobre los esquemas de desarrollo esenciales y guías prácticas que necesitas para diseñar proyectos duraderos en colaboración con la población local.

HERRAMIENTAS PARA PLANIFICACIÓN DE PROYECTOS

CROWDFUNDING PARA ONGS

Con 10 artículos individuales adaptados a las necesidades específicas de las organizaciones sin fines de lucro, este curso tiene todo lo que necesitas para dominar el arte de la financiación colaborativa en línea para causas sociales. Aprende cómo elegir la plataforma correcta, diseñar tu campaña y crear las repercusiones en línea que necesitas para que las donaciones lleguen a tu proyecto.

BLOG         POLITICAS          CONTACTO

Apoyar el desarrollo local