Tecnología Móvil en el Desarrollo de Base

Abril del 2017

Natasha K.

Un elemento que consistentemente está creando crecimiento alrededor del mundo ha sido la expansión e innovaciones de la tecnología móvil. Desde los simples datos transmitidos a los granjeros por medio de SMS hasta las aplicaciones de teléfonos inteligentes que les proveen datos importantes in-situ en caso de emergencias, la tecnología móvil continúa siendo una herramienta vital conforme más y más usuarios, inclusive aquellos que están en áreas remotas, tienen acceso a teléfonos móviles. Probablemente, las crecientes redes y avances en tecnología móvil han transformado y mejorado el desarrollo a lo largo y ancho de África mediante la creación de modelos innovadores y prácticos que pueden causar un impacto similar en otras partes del mundo.

 

 

Solamente en África, la tasa de penetración de las tecnologías móviles es alrededor de 38 por ciento, con más de 330 millones de usuarios únicos. [1] Organizaciones como GSM Association (GSMA), un comercio dirigido por operadores que representan los intereses de proveedores de telefonía móvil alrededor del mundo, apoya el avance de soluciones de desarrollo de tecnología móvil, así como a traer tecnologías de información y comunicación a comunidades no-conectadas. Algunos de los proyectos apoyados por el Departamento Británico de Desarrollo Internacional (DFID por sus siglas en inglés) incluyen los temas de agricultura, servicios públicos, dinero móvil, salud, socorro de emergencias, y la inclusión digital y financiera de las mujeres.  Se anima a los desarrolladores y organizaciones locales innovadores a buscar varias fuentes de financiamiento para ayudar al desarrollo de herramientas de tecnología móvil. El modelo GSMA contempla la sustentabilidad comercial, algo que quizás podría conllevar a ampliaciones en escala más fáciles.  in embargo, este enfoque sobre soluciones creativas crea inquietudes sobre la capacidad que tienen estos financiadores para brindar el apoyo suficiente para alcanzar un desarrollo adecuado y sostenible más allá de la innovación.

 

 

 

Desde hace más de una década, cada vez más y más países han venido utilizando los teléfonos celulares para pagar por bienes y servicios, cosa que el mundo “desarrollado” ha adoptado con lentitud [2]. Uno de los proyectos móviles más famosos es la plataforma de banca móvil M-Pesa, desarrollada por Vodafone para Safaricom y lanzada por primera vez en Kenia, en el 2007. M-Pesa le permite a los usuarios depositar dinero en una cuenta guardada en sus teléfonos, transferir dinero por medio de SMS, y tener acceso a servicios bancarios, para muchas personas que de otra forma nunca habrían podido utilizar bancos. Se ha convertido en un modelo para plataformas similares en el África Subsahariana, así como en partes de Europa y Asia, permitiendo fácilmente que personas de las comunidades más remotas tengan la posibilidad de enviar, recibir y ahorrar fondos. El desarrollo de M-Pesa se salió de las regulaciones y tarifas bancarias tradicionales, creando una plataforma accesible y asequible que reduce las barreras de inclusión que los sistemas bancarios tradicionales no pudieron derribar.

 

 

Similarmente, Farmerline, una iniciativa nueva en Ghana, con la ayuda de socios de desarrollo, ha podido proveer servicios móviles que le brindan información agrícola actualizada y relevante (alertas climáticas, buenas prácticas de agricultura, consejos financieros y precios de mercado) a más de 200.000 granjeros de todo el oeste de África. Farmerline utiliza la tecnología móvil para crear soluciones de proveeduría y cadena de valores que mejoren el rendimiento agrícola de pequeños productores africanos, enviándoles mensajes de voz y SMS en una variedad de idiomas locales. Ha trabajado directamente con más de 5.000 granjeros de siete regiones de Ghana para mejorar la subsistencia mediante la difusión de contenido educativo, y ha logrado mejorar los rendimientos por un promedio de más de 50%.

 

 

Más allá de su uso comercial, las plataformas móviles pueden ser utilizadas también para movilizar a la sociedad civil e involucrar a las comunidades. FrontlineSMS, un software creado para aminorar los obstáculos del cambio social positivo mediante el uso de la tecnología móvil, le dio apoyo a ReclaimNaija, una plataforma cooperativa de base que busca fomentar la transparencia electoral y la gobernanza democrática en Nigeria. El aporte de este sistema fue crear una plataforma de presentación de informes mediante la cual una amplia red nacional de partidarios y ONGs de base pudieran enviar datos sobre las elecciones a una plataforma de mapeo centralizada. La ayuda de FrontlineSMS le permitió al grupo promover la integridad electoral y gobernanza democrática al mejorar la transparencia y promover la participación. Esta plataforma, junto con el trabajo de ReclaimNaija en redes sociales, les permitió conectarse con un público de todo el país para asegurar que existiera vigilancia sobre el proceso electoral y la gobernanza.

 

 

 

Además de las plataformas que impulsan el crecimiento económico y la participación política, las redes móviles pueden satisfacer también la gran necesidad de comunicación que surge en casos de emergencia. La campaña “We Care Chile” lanzada recientemente por operadores chilenos, tiene como objetivo reforzar las comunicaciones y el acceso a la información de quienes han sido afectados por la crisis, acelerando y haciendo más eficiente la ayuda humanitaria. Son campañas como esta que nos recuerdan la importancia del rol de las comunicaciones móviles para aumentar la conectividad, especialmente con respecto al socorro de emergencias y la preparación para desastres. Las tecnologías móviles pueden ser una línea de vida y de seguridad, dado que sean accesibles y asequibles para todos y todas.

 

 

Siendo así, con el advenimiento de más y más plataformas móviles, la atención del mundo sobre el desarrollo sostenible, [3] e inversionistas de industria privada, ¿cómo puede ayudar esto al desarrollo de base?  Saber es poder. Y el conocimiento local es clave.  Si no entendemos los contextos locales, no podemos divisar soluciones efectivas. El acceso a herramientas similares a Farmerline o Manobi le permite a los granjeros y pescadores contar con actualizaciones sobre precios del mercado, clima, plagas y otra información pertinente que les permita alcanzar una mayor rentabilidad y ganancias.  Estas plataformas suplen una necesidad local de forma más eficiente y directa que lo que han logrado el periódico y la radio en el pasado. Este tipo de programas funcionan únicamente si son movidos por las necesidades locales, y si el público meta tiene acceso para recibir dicha comunicación. Pero su éxito nos da nueva información sobre el tipo de modelos que pueden ser diseñados y adaptados para otras comunidades y contextos.

 

 

La tecnología móvil puede unir comunidades, unir familias y servicios, mejorar el acceso a información que puede ser valiosa para cualquier comerciante, brindar ayuda para el socorro de emergencias, y dar acceso a fondos e información que pueden conducir al crecimiento económico. Existe mucha crítica y preocupación con respecto a la accesibilidad y al uso de esta tecnología en el desarrollo de base.  Utilizar el poder de la tecnología móvil puede ayudar a estrechar la brecha de la inequidad, pero para esto debe ser económicamente accesible y estar disponible hasta en las zonas rurales. La expansión de la tecnología móvil y las innovaciones en comunicación tienen el poder de transformar el desarrollo de base, permitiendo que las comunidades con ideas creativas desarrollen soluciones inspiradas. Los financiadores que fomentan la innovación deben apoyar también el crecimiento de estas plataformas, permitiendo que se desarrolle la sustentabilidad de soluciones que tendrán un impacto de gran alcance a medida que las redes móviles se expandan y hagan más accesibles.

 

 

[1] Aljazeera, (sin fecha), “Connecting Africa: Africa Mobile as a technology platform”, tomado de Aljazeera. http://interactive.aljazeera.com/aje/2016/connecting-africa-mobile-internet-solar/mobile-connecting-africa.html

[2] Banks, K., (2013), “Reflections on a Decade of Mobiles in Development. Stability: International Journal of Security and Development”, 2(3), 51. Doi: http://doi.org/10.5334/sta.cm

[3] Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, emitidos por las Naciones Unidas en el 2015, incluyen el Objetivo 9: “Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación”.  Este objetivo abarca un enfoque en el crecimiento del acceso a las tecnologías de información y comunicación, de forma que permita que aquellas personas que hasta ahora no han estado conectadas entren a la sociedad global de información.

 

Sobre la Autora

Natasha es una consultora y gestora de proyectos de desarrollo internacional experimentada, proveniente del Reino Unido. Ha trabajado con diversos donantes, incluyendo USAID, DFID, Danida, Sida, The MasterCard Foundation, Gates Foundation, y Oxfam. Cree en el poder de las comunidades para impulsar procesos de desarrollo que satisfagan sus necesidades propias.